BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / RADIOFRECUENCIA

 

RADIOFRECUENCIA PARA ESÓFAGO DE BARRETT

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para su procedimiento de ablación por radiofrecuencia para esófago de Barrett. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del interior de la parte final del intestino grueso, el sigma y el recto para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen para conocer más sobre sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

 

La ablación por radiofrecuencia para el esófago es un procedimiento que se hace para extirpar el tejido anormal del esófago. El tejido anormal ocurre cuando el ácido estomacal, debido a la enfermedad por reflujo gastroesofágico, cambia el tejido del esófago. La ablación por radiofrecuencia para el esófago (RFA) reduce el riesgo de desarrollar cáncer de esófago. La RFA puede hacerse también después de la resección de la mucosa del esófago.

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

Su médico aumentará su medicamento para la enfermedad por reflujo gastroesofágico hasta 1 mes antes del procedimiento. Esto ayudará a sanar cualquier irritación o úlceras en su esófago. No tome medicamentos AINE, antiplaquetarios o anticoagulantes por hasta 7 días antes de su procedimiento. Estos medicamentos causarán más sangrado después de su procedimiento. Pregúntele a su médico cuáles medicamentos debe tomar antes del procedimiento.

 
GC_Web-icons2018Ab.png

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

A usted le darán medicamentos para mantenerlo adormecido, calmado y relajado. Usted no sentirá nada ni recordará el procedimiento. Su médico colocará un endoscopio en su boca y de ahí lo bajará hasta su esófago. Luego le colocará un catéter con un electrodo en el esófago. El electrodo remueve el tejido dañado usando energía por calor. Puede llegar a usarse un catéter con globo si hay una cantidad grande de tejido anormal. Este proceso se repetirá para asegurarse de que el tejido anormal sea extraído por completo.

¿Cuáles son los riesgos de la ablación por radiofrecuencia para el esófago?

Puede que usted tenga dolor de pecho y dificultad para tragar después del procedimiento. Usted también puede tener sangrado en el esófago o en el estómago. Los síntomas pueden regresar aún con tratamiento.

 

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

Después del procedimiento pueden experimentar molestias en el pecho y dificultad para tragar durante varios días, tratándose con medicación.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.