BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / COLONOSCOPÍA

 

COLONOSCOPÍA

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para una colonoscopia. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del colon para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen, para conocer más sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

 

Una colonoscopía es un examen visual de todo el intestino grueso, también conocido como colon. 

Este examen se usa para explorar posibles causas de dolor abdominal, hemorragia rectal, estreñimiento crónico, diarrea crónica y otros problemas intestinales. 

Éste examen también es recomendado para identificar las etapas tempranas del cáncer colorrectal, permitiéndole que comience el tratamiento temprano, cuando la tasa de éxito es más alta.

Si tiene 50 años o más, puede hacerse los exámenes recomendados para cáncer colorrectal hasta que cumpla 75, de acuerdo con el CDC de los Estados Unidos. Sin embargo, los exámenes tempranos pueden ser solicitados por su médico si usted:

  • Ha tenido pólipos colorrectales o cáncer colorrectal en el pasado.

  • Tiene familiares cercanos con historial de pólipos colorrectales o cáncer colorrectal.

  • Tiene enfermedad intestinal inflamatoria, enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa.

  • Tiene una condición genética que aumenta sus probabilidades de cáncer de colon, tales como poliposis adenomatosa familiar y cáncer colorrectal hereditario no polipósico (Síndrome de Lynch).

 

El cáncer colorrectal puede quitarle algunos de los mejores momentos de su vida, pero no tiene que ser así. Hacerse examinar es crítico para prevenir y detectar una serie de enfermedades tratables, como el cáncer colorrectal. Pregunte a su médico cuándo debe comenzar a examinarse.

El cáncer colorrectal es uno de los cánceres más comunes y una de las principales causas de muerte por cáncer. En muchos casos, puede ser prevenido con medidas de diagnóstico proactivas.

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

 

 

Antes de la preparación, hable con su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, ya que su médico puede aconsejarle sobre cualquier ajuste necesario.

Para prepararse para una colonoscopia, su colon debe estar completamente vacío, lo que permite la mayor visibilidad de su interior. Su médico le suministrará las instrucciones detalladas para la preparación antes de la colonoscopia. Es importante seguir completamente estas instrucciones para asegurar que el procedimiento sea lo más fácil posible.

 

La preparación para una colonoscopia puede incluir las siguientes instrucciones de su médico:

  • Evitar alimentos sólidos un día antes del examen, y tomar muchos líquidos claros el día antes del examen. Se pueden tomar líquidos claros como agua, caldo claro, café y té (sin leche), hielo, o gelatina (excepto la roja) hasta varias horas antes del procedimiento.

  • Evitar los líquidos rojos y púrpura, ya que durante el procedimiento pueden confundirse con sangre en el colon.

  • Puede que deba evitar los alimentos altos en fibra, incluyendo semillas y nueces, hasta unas semanas antes de su colonoscopia.

  • Puede que deba tomar una solución laxante fuerte y vaciar sus intestinos para limpiar el colon lo suficiente para el procedimiento.

 

 

Muchas personas se dan cuenta que tomar la solución laxante es la parte más desagradable de la colonoscopia, más que el procedimiento mismo. Para que la solución sea más fácil de tomar, puede:

  • Refrigerar la solución, pero sin añadir hielo.

  • Beberla usando una pajilla.

  • Añadir paquetes de bebidas saborizantes en polvo sin azúcar.

 

Antes de salir de su colonoscopia, puede que se le pida hacer los arreglos para que alguien lo lleve a casa al terminar el procedimiento. Aunque estará despierto al salir, los medicamentos administrados durante el procedimiento producen efectos similares al alcohol y pueden afectar su capacidad para tomar decisiones y sus reflejos.

 
 

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

 

 

Se pueden administrar medicamentos para ayudar a relajarse y para mantenerlo cómodo durante el procedimiento.

Durante el procedimiento, un tubo flexible llamado colonoscopio se inserta por el recto hasta el colon. El tubo tiene el diámetro aproximado de un dedo índice, y está lubricado para facilitar la inserción. Luego, el médico bombea suavemente aire o CO2 y agua esterilizada o salina por el colonoscopio, para inflar el colon y así poder ver todo el revestimiento.

Si el médico encuentra áreas anormales, puede tomar una biopsia. Si hay pólipos presentes, también pueden ser removidos. Los pólipos son crecimientos de tejido que son generalmente benignos, pero pueden convertirse en cáncer si se permite que crezcan.

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

 

Luego de su colonoscopia, será llevado un área de recuperación hasta que hayan pasado los efectos de los medicamentos. Pueden seguir sintiéndose distendido o con cólicos intestinales. Es completamente normal expulsar gases durante y después del procedimiento, y de hecho, se le recomienda que los expulse, ya que esto aliviará la distensión y los cólicos.

Los medicamentos pueden hacer sentirlo mareado o limitar sus actividades: sigas los consejos de su médico. Si tuvo que dejar de tomar algún medicamento antes de la prueba, su médico le informará cuando debe volverlo a tomar. Si su médico tomó biopsias o retiró pólipos, el consultorio de su médico lo contactará tan pronto estén disponibles los resultados.

Como con cualquier procedimiento médico, hay riesgo de complicaciones. Con la colonoscopia, las complicaciones son poco comunes, pero debe llamar a su médico inmediatamente si experimenta dolor abdominal severo, abdomen duro e hinchado, vómito, fiebre o sangrado rectal.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.