BIENVENIDO A

GASTRICA

PADECIMIENTOS

INICIO / PADECIMIENTOS / ESÓFAGO DE BARRETT

ESÓFAGO DE BARRETT

El esófago de Barrett es una complicación del reflujo ácido crónico, también conocido como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). El reflujo ácido ocurre cuando el ácido del estómago regresa al esófago. Esto frecuentemente causa acidez estomacal y ocasionalmente puede dañar el revestimiento del esófago. El ácido del estómago puede causar daño a su esófago porque el revestimiento de su esófago no está equipado para protegerse contra el ácido gástrico. A medida que el esófago intenta sanar, sus células pueden cambiar para adaptarse y proteger el esófago. 

 

Estos cambios pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de esófago.

Esófago de Barrett. Fuente

Un cambio que puede ocurrir se llama metaplasia: el proceso de la sustitución reversible de un tipo distinto de célula con otra célula madura de otro tipo diferenciado. Esto ocurre cuando el cuerpo comienza a crecer células intestinales, en lugar de células esofágicas, en el esófago debido a la afluencia de ácido. Si se elimina el estímulo que causó la metaplasia, los tejidos pueden regresar a su patrón normal de diferenciación. Si una metaplasia no se aborda de manera oportuna, puede convertirse en displasia y / o convertirse en cancerosa.

La displasia proviene de la raíz del término griego que significa "mala formación". Es el término utilizado para referirse a una irregularidad que dificulta la maduración celular dentro de un tejido en particular. La displasia es la forma más temprana de lesiones precancerosas reconocibles en una biopsia, y generalmente se conoce como displasia de bajo grado o displasia de alto grado. La displasia de bajo grado significa que las células muestran pequeños signos de cambio, mientras que la displasia de alto grado representa una condición más avanzada que puede progresar a cáncer de esófago.

Aunque el riesgo de cáncer de esófago es pequeño, la monitorización del esófago de Barrett se centra en exámenes periódicos para encontrar células de esófago precancerosas. Si se descubren células precancerosas, se pueden tratar, a través de procedimientos como la ablación, para prevenir el cáncer de esófago.

Síntomas del esófago de Barrett

  • Acidez estomacal frecuente

  • Dificultad para tragar comida

  • Dolor de pecho

  • Dolor abdominal superior

  • Tos seca

 

Estos síntomas de Barrett son similares a los síntomas de reflujo ácido; sin embargo, muchas personas con Barrett no tienen signos ni síntomas.

 

Factores de riesgo para el esófago de Barrett

  • Acidez estomacal crónica y reflujo ácido: tener estos síntomas de ERGE durante más de 10 años puede aumentar el riesgo de esófago de Barrett

  • Género: los hombres son más propensos a desarrollar esófago de Barrett

  • Raza: los blancos tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad que las personas de otras razas

  • Edad: el esófago de Barrett es más común en adultos mayores, pero puede ocurrir a cualquier edad

 

Pruebas para diagnosticar el esófago de Barrett

  • La endoscopia superior se puede realizar para diagnosticar el síndrome de Barrett y determinar qué grado de displasia ha ocurrido en sus células. Durante el procedimiento, el médico puede examinar el esófago y extraer muestras de tejido para analizar.

 

Tratamiento para la displasia de bajo grado del esófago de Barrett

  • Mantener un peso saludable

  • Coma comidas más pequeñas y más frecuentes

  • Evite ropa ajustada

  • Eliminar los desencadenantes de ardor de estómago

  • Evite agacharse o doblarse

  • Evite acostarse después de comer

  • Levanta la cabecera de tu cama

  • Dejar de fumar

Tratamiento para la displasia de alto grado del esófago de Barrett

  • Cirugía para extirpar el esófago

  • Eliminar células dañadas con un endoscopio

  • Usar calor para eliminar el tejido esofágico anormal

  • Usar frío para destruir las células anormales del esófago

  • Destruir las células dañadas haciéndolas sensibles a la luz

 

Si se somete a un tratamiento, aparte de la cirugía para extirpar el esófago, existe la posibilidad de que el esófago de Barrett pueda reaparecer. Por esta razón, su médico puede recomendar continuar tomando medicamentos para reducir el ácido y hacerse exámenes endoscópicos periódicos.