BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / MANOMETRÍA ANORRECTAL

 

MANOMETRÍA ANORRECTAL (ALTA RESOLUCIÓN)

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para la manometría anorrectal. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del interior de la parte final del intestino grueso, el sigma y el recto para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen para conocer más sobre sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

Es una prueba que sirve para medir el funcionamiento de la parte final del intestino (recto y ano), sobre todo en casos de estreñimiento, incontinencia o dolor anal de origen desconocido (más abajo se describen sus indicaciones).

Consiste en la medición de presiones dentro del ano y recto, tanto en reposo como durante la continencia o defecación. Además nos permite evaluar otros parámetros como la sensibilidad y distensibilidad rectal, reflejos rectoanales, capacidad expulsiva, etc.

La manometría anorrectal se utiliza para el estudio de:

  • Un estreñimiento marcado, duradero o severo

  • Incontinencia fecal

  • Control de la zona ano-rectal antes y después de la cirugía anal o rectal

  • Dolor anal

  • Fístulas anales

  • Patología del suelo pélvico

Asimismo, es casi diagnóstica de la enfermedad de Hirschsprung.

Además, es una técnica terapéutica en casos de incontinencia fecal (para mejorar el tono esfinteriano), hiposensibilidad rectal y anismo (para volver a poder relajar el esfínter anal externo ante el esfuerzo defecatorio).

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

 

Para que la zona no presente heces o fecalomas (tapón de heces), se debe poner un enema de 150-200 cc unas 2-3 horas antes de la prueba.

El médico, entre otras preguntas que realiza, debe saber si el paciente es alérgico al látex, ya que el globo que lleva en el extremo de la sonda es de este material y, en caso de presentar alergias, debería sustituirse por otro.

 

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

Con el paciente tumbado de lado en una camilla, se coloca una pequeña sonda de plástico flexible de unos 3 a 4 mm de diámetro, con un balón de látex desinflado en la punta. Esta se coloca unos 10 cms por vía rectal, impregnada con un poco de vaselina y en algunos casos con un poco de lubricante anestésico.

La prueba dura unos 15 a 20 minutos, según los casos. Durante esta se miden distintos parámetros (se describen en esta página, un poco más abajo).

Tras acabar el estudio, el médico suele realizar un tacto rectal, que completará la información de la manometría (el tacto nunca se realiza antes, porque puede alterar los valores del complejo esfínteriano anal).

Complicaciones de la Manometría Anorrectal

Es un procedimiento seguro y de bajo riesgo y es poco probable que cause dolor.   Las complicaciones son raras: es posible que ocurra una perforación (ruptura) o puede haber sangrado del recto. Si usted es alérgico al látex, debe informar a la enfermera o técnico antes de la prueba para que pueda utilizarse un globo libre de látex.

 

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

 

Una vez realizada la prueba puede volver a su actividad normal sin ningún problema.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.