BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / MANOMETRÍA ESOFÁGICA

 

MANOMETRÍA ESOFÁGICA (ALTA RESOLUCIÓN)

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para la manometría esofágica. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del interior de la parte final del intestino grueso, el sigma y el recto para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen para conocer más sobre sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

El estudio esofágico o manometría mide las presiones y el patrón de contracciones musculares dentro de su esófago. Las anormalidades en las contracciones y la fortaleza del músculo o en el esfínter que está en la parte inferior del esófago, pueden traer como resultado dolor, acidez estomacal y/o dificultad para tragar. La manometría esofágica se usa para diagnosticar las condiciones que pueden causar estos síntomas.

El propósito de la manometría esofágica es ver si el esófago se está contrayendo y relajando apropiadamente. El examen ayuda a diagnosticar cualquier tipo de problemas en la deglución. El médico puede solicitar que se lleve a cabo este examen si uno tiene síntomas de la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE).

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

 

Tener el estómago vacío permite un mejor estudio y más seguro; por lo tanto, no coma ni tome nada durante seis horas antes del examen. Puesto que muchos medicamentos pueden afectar la presión esofágica y las contracciones musculares normales que son necesarias para tragar, asegúrese de informarle a su profesional de atención médica sobre cada uno de los medicamentos que usted está tomando. Es probable que el médico le pida que deje de tomar temporalmente uno o más medicamentos antes de que le hagan el examen.

 

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

 

Cuando uno come, los músculos en el esófago se contraen para ayudar a empujar el alimento hacia el estómago. Las válvulas o esfínteres dentro del esófago se abren para permitir que el alimento y el líquido pasen y luego se cierran para impedir que dicho alimento, dicho líquido y el ácido gástrico se devuelvan. El esfínter en el fondo del esófago se denomina esfínter esofágico inferior (LES, por sus siglas en inglés).

Durante la manometría esofágica, se pasa una sonda delgada y sensible a la presión a través de la boca y la nariz hasta el estómago. Una vez en su lugar, la sonda se hala lentamente de nuevo hacia el esófago.

Cuando la sonda está en el esófago, a uno le piden que trague y se medirá la presión de las contracciones musculares a lo largo de varias secciones de la sonda.

Mientras el tubo está en su lugar, se pueden efectuar otros estudios del esófago. La sonda se retira después de completar las pruebas. El examen toma alrededor de una hora.

Complicaciones de la Manometría Esofágica

Como con cualquier otro procedimiento médico existen ciertos riesgos. A pesar de que los efectos secundarios graves por causa de este procedimiento son raros, es posible que pueda presentarse arritmia, aspiración (cuando el contenido estomacal fluye nuevamente al esófago y es aspirado por los pulmones) o sufrir una perforación (orificio en el esófago).

Durante el procedimiento se toman precauciones para prevenir dichos riesgos y su médico cree que las ventajas que usted puede obtener al hacerse este examen superan los riesgos del mismo.

 
 

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

 

Después del examen el paciente puede tener dolor de garganta leve, congestión nasal o sangrado leve por la nariz; todas las molestias desaparecen generalmente a las pocas horas. A menos que el médico recomiende lo contrario, uno podrá reanudar sus comidas y actividades de manera normal y volviendo a tomar medicamentos.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.