BIENVENIDO A

GASTRICA

PADECIMIENTOS

INICIO / PADECIMIENTOS / SANGRADO RECTAL

SANGRADO RECTAL

El sangrado rectal debe verse como un síntoma y no como un trastorno en sí mismo. La mayoría del sangrado rectal se asocia con una condición que puede tratarse. Aunque la causa del sangrado puede no ser grave, es importante determinar su origen. El sangrado rectal puede presentarse en diferentes formas, como heces alquitranadas y de color rojo brillante o granate. 

 

Algunas hemorragias rectales pueden ser graves, por lo que es importante consultar a su médico.

Hemorroides.

Probablemente la causa más común de hemorragia rectal son las hemorroides , también conocidas como hemorroides. Las hemorroides son vasos sanguíneos agrandados en el canal anal que se rompen y producen sangre roja brillante. Estas venas hinchadas pueden ubicarse dentro del canal anal (hemorroides internas) o en el exterior (hemorroides externas). Mientras que las hemorroides externas pueden causar dolor, palpitaciones o ardor, las hemorroides internas generalmente son indoloras. Además del sangrado rectal, otros síntomas comunes de las hemorroides son dolor, picazón, bultos alrededor del ano, movimientos intestinales dolorosos y pérdida de heces.

Los casos leves de hemorroides se pueden tratar en casa con medicamentos de venta libre. Los geles tópicos, cremas, compresas frías, baños de asiento, analgésicos orales y mantener el área limpia y seca son todos métodos recomendados para reducir los síntomas de las hemorroides. Usar ropa de algodón y evitar las prendas apretadas también puede ayudar a aliviarlo.

Para las hemorroides crónicas, la eliminación mediante  bandas, inyecciones o coagulación por infrarrojos puede ser la mejor opción para el alivio. También puede optar por que le extirpen sus hemorroides quirúrgicamente.

Fisuras anales.

Si tiene una evacuación intestinal difícil, la materia fecal puede crear pequeños desgarros en el revestimiento del ano. Esto puede ser muy doloroso y producir sangre. Una fisura anal es una rasgadura en el revestimiento del canal anal. Otras causas de fisuras anales incluyen estreñimiento, diarrea o parto. Además del sangrado rectal, los síntomas comunes de las fisuras anales son picazón en el área anal o sensación de escozor / ardor durante los movimientos intestinales.

Hay dos tipos de fisuras anales: agudas y crónicas. Las fisuras anales agudas generalmente desaparecen por sí solas después de algunos días o semanas, pero las fisuras anales profundas pueden seguir siendo problemáticas. Una fisura anal que no se curó después de 8 a 12 semanas se considera crónica. Ocasionalmente, se requiere cirugía para corregir las fisuras crónicas.

Condiciones de Colon.

A veces, el colon desarrollará un pequeño crecimiento llamado pólipo. La mayoría de los pólipos son inofensivos, pero algunos pueden convertirse en cáncer. Los pólipos generalmente no están acompañados por síntomas, pero puede ocurrir sangrado rectal. Junto con el sangrado rectal, los síntomas comunes del cáncer de colon son:

  • Cambio en los hábitos intestinales

  • Pérdida de peso inexplicable

  • Anemia inexplicable

  • Dolor abdominal

  • Vomitando

 

El primer signo de cáncer de colon puede ser un sangrado, que puede ser intermitente. Se recomienda la detección de pólipos en el colon y cáncer en personas mayores de 50 años (anteriormente en aquellos con factores de riesgo como antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos). Aunque existen varios métodos de detección de colon, la colonoscopia es el estándar de oro porque puede tanto diagnosticar como prevenir / tratar el cáncer de colon. Los médicos pueden descubrir y eliminar pólipos durante el procedimiento. La detección y eliminación temprana ayuda a prevenir que los pólipos del colon se conviertan en cáncer.

Infección.


La infección intestinal puede provocar inflamación, que puede producir diarrea sanguinolenta. Hay muchos virus y bacterias diferentes que pueden causar infección intestinal. Los alimentos contaminados y la falta de higiene son las formas más comunes de infección intestinal. Otros síntomas de infección intestinal, además del sangrado rectal, son pérdida de apetito, náuseas, dolor abdominal, calambres, diarrea, dolores de cabeza y erupciones cutáneas.

 

La razón más importante para obtener tratamiento para una infección intestinal es prevenir la deshidratación. Si ha experimentado síntomas durante más de tres días, debe llamar a su médico. Medicación recetada puede ser necesaria.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

 

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) causa inflamación crónica del tracto digestivo. En las personas con EII, el sistema inmunitario ataca el revestimiento de los intestinos. Esto causa calambres, heces blandas, heces con sangre y fiebre. Estos trastornos a menudo también se acompañan de dolor abdominal, pérdida de peso y fatiga. Nadie sabe la fuente de la EII y no hay cura. Los tipos más comunes de EII son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

La enfermedad de Crohn  causa inflamación en cualquier parte a lo largo del revestimiento del tracto digestivo, y también puede afectar otras partes del cuerpo además del tracto digestivo. Además del sangrado rectal, los síntomas comunes de la enfermedad de Crohn son dolor abdominal, diarrea crónica, pérdida de peso y mala absorción de nutrientes.

La colitis ulcerosa  causa inflamación y llagas en el revestimiento del colon y el recto. La diarrea sanguinolenta es un síntoma común de la colitis ulcerosa.

La EII puede variar desde incómoda hasta potencialmente mortal. Los médicos diagnostican la EII con una colonoscopia, análisis de sangre y radiografías especializadas que incluyen una tomografía computarizada. Existen medicamentos que ayudan a controlar los síntomas, y estos incluyen esteroides y medicamentos que suprimen la respuesta inmune. Cuando los medicamentos no ayudan, la cirugía puede ser necesaria para eliminar las partes enfermas del tracto digestivo. Estar bajo el cuidado de un médico es esencial para que los síntomas puedan controlarse y controlarse.

Si tiene sangrado rectal, no intente diagnosticarse. El sangrado rectal puede indicar una afección más grave que debe ser revisada inmediatamente. Haga una cita con su médico y lleve consigo una lista detallada de síntomas junto con preguntas.