BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / TRATAMIENTO DE ESTENOSIS

 

TRATAMIENTO DE ESTENOSIS

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para su procedimiento de tratamiento de estenosis. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del interior de la parte final del intestino grueso, el sigma y el recto para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen para conocer más sobre sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

 

La estenosis del esófago es un estrechamiento del conducto que va de la boca al estómago y ocasiona dificultad para el tránsito de los alimentos líquidos, semisólidos y sólidos. La estenosis benigna significa que ésta no es causada por un cáncer o tumor maligno.

Causas:

 

La estenosis o estrechamiento del esófago puede ser debida a varias causas:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

  • Ingestión accidental o por intento suicida de sustancias que dañan la mucosa y submucosa, como limpiadores de cocina y baños (ácidos o alcalinos), ácidos de baterías de automóviles y baterías pequeñas de aparatos electrónicos

  • Efecto del contacto prolongado de una sonda nasogástrica (tubo delgado que pasa de la nariz al estómago) para alimentación y/o drenaje de secreciones

  • Lesiones causadas por inyección de sustancias irritantes en la pared y venas del esófago inferior, en pacientes con sangrado por varices del esófago

Manifestaciones Clínicas:

  • Dificultad para tragar o deglutir (disfagia)

  • Dolor al deglutir diferentes consistencias de alimentos (odinofagia)

  • Disminución o pérdida de peso secundaria a la disfagia y odinofagia

  • Regurgitación de alimentos masticados, que no lograron pasar por todo el trayecto del esófago al estómago, debido al estrechamiento del esófago

  • Impacto (obstrucción total) de alimentos sólidos arriba de la estenosis

Los problemas para tragar pueden impedir que usted reciba suficientes líquidos y nutrientes. El alimento sólido, especialmente la carne, puede quedar atorado por encima de la estenosis. En ese caso, se necesitaría una endoscopía para extraer el alimento atorado.

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

 

Habitualmente no hay que tomar laxantes pero se necesita un ayuno previo de al menos 8 horas para permitir que el estómago se vacíe. 

El día de la prueba al paciente se le suele poner una vía endovenosa, es decir un catéter fino y flexible en una vena de un brazo, a través de la cual se pasarán medicamentos sedantes y analgésicos a lo largo del procedimiento. A veces se usa también un spray para dormir la garganta que tiene lidocaína. Una vez que el paciente esté sedado se introduce a través de la boca el gastroscopío, que es un tubo flexible con una cámara en su extremo. Se visualiza de manera progresiva el esófago, el estómago y el duodeno.

En caso de que deba tomar alguna medicación, lo hará cuanto antes y ayudándose con pequeños sorbos de agua. Es importante no tomar antiácidos y no fumar antes de la prueba, si el paciente está tomando anticoagulantes (aspirina u otros fármacos), si padece algún problema cardíaco o respiratorio importante o alguna enfermedad infecciosa del tipo de la hepatitis, etc.

 
 

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

El tratamiento de las estenosis de esófago es la dilatación (apertura forzada o estiramiento) de la zona estrecha. Las dilataciones  de las estrecheces se efectúan con sondas guiadas o balones que se inflan con aire o agua. Éstas se efectúan repetidamente con intervalos de varias semanas hasta lograr el calibre normal sin que se vuelva a estrechar la estenosis. Cuando la estrechez es secundaria a ERGE y se localiza en el esófago inferior o unión esofagogástrica, el tratamiento de una estenosis rehabilitada se acompaña de cirugía antirreflujo curativa.

Durante todo el tiempo que se lleva el proceso de rehabilitación de la estenosis, el tratamiento se acompaña de medicamentos que bloquean la secreción ácida, como los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y de ingestión de geles antiácidos. Éstos impiden o retrasan la reaparición de la estenosis, sobretodo en los casos de ERGE.

Las estenosis causadas por productos químicos son difíciles de rehabilitar, pueden recaer y requieren, en ocasiones, de tratamiento periódico permanente.

Las estenosis muy marcadas pueden ocasionar impacto de alimento sólido (obstrucción total) con dolor torácico opresivo severo, salivación excesiva y arqueo repetido con o sin expulsión parcial del impacto y el riesgo de broncoaspiración (paso del alimento a las vías respiratorias) con asfixia o neumonía por aspiración.

 

En estos casos de impacto alimenticio se requiere practicar una endoscopía de emergencia para poder retirar el alimento atascado e iniciar el proceso de rehabilitación de la estenosis mediante dilataciones periódicas de esófago.

Colocación de prótesis esofágica.

Cuando se coloca una prótesis en el esófago suele proporcionar cierta mejora a la sintomatología de la estenosis, se caracteriza por ser un tubo muy delgado que es de plástico o de metal, para que pueda expandirse, ayudan de cierta forma a hacer que el esófago se mantenga abierto, para que se puedan tragar alimentos o líquidos de la forma adecuada. Suele sedarse al paciente bajo anestesia general y se hará uso del endoscopio.

Complicaciones del procedimiento del Estenosis:

 

Puede haber complicaciones debidas a la colocación del tubo de GEP. Las posibles complicaciones incluyen dolor en el sitio de la GEP, fuga del contenido estomacal alrededor del sitio del tubo y que el tubo se salga o funcione mal.

Otras posibles complicaciones incluyen infección en el sitio de la GEP, aspiración (inhalación del contenido gástrico a los pulmones), hemorragias y perforación (un orificio no deseado en las paredes del intestino). Su médico puede describirle los síntomas que puedan indicar una posible complicación.

 

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

Concluido el procedimiento, el paciente permanecerá dentro de la sala de recuperación de la clínica para su observación durante un corto período de tiempo.

El paciente podrá volver a tomar líquidos una vez que la anestesia ya no le cause adormecimiento en la garganta, a menos que el médico le indique lo contrario.

 

La mayoría de los pacientes no tiene ningún síntoma después de este procedimiento y puede volver a comer al día siguiente; sin embargo, puede que el paciente sufra un leve dolor de garganta durante el resto del día.

 

El médico indicará cuando podrá ingerir alimentos y bebidas. El paciente tendrá que considerar que después del procedimiento tendrá que pedir apoyo a otra persona a que lo lleve a su domicilio, ya que los sedantes pueden afectar su criterio y reflejos durante el resto del día.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.