BIENVENIDO A

GASTRICA

ESTUDIOS

INICIOESTUDIOS / SIGMOIDOSCOPIA

 

SIGMOIDOSCOPIA

Saber de antemano que esperar puede ayudarlo a prepararse adecuadamente para una sigmoidoscopia. La preparación adecuada es importante para ayudar a asegurar que su médico pueda ver todas las áreas del interior de la parte final del intestino grueso, el sigma y el recto para detectar cualquier anormalidad. Hable con su médico antes del examen para conocer más sobre sobre cómo se llevará a cabo el procedimiento.

CONTENIDO

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL PROCEDIMIENTO?

 

Se realiza una sigmoidoscopia cuando se quiere estudiar el interior del intestino grueso, desde el canal anal hasta el sigma, pasando por el recto. Con la simple visión directa se pueden diagnosticar enfermedades inflamatorias o tumorales. Las indicaciones más frecuentes de la sigmoidoscopia son:

  • Diarreas o estreñimiento: los cambios en el ritmo intestinal de forma intermitente pueden deberse a enfermedades inflamatorias intestinales (como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn). La sigmoidoscopia puede identificar áreas de inflamación que justifiquen esas alteraciones.

  • Hemorragia: se puede realizar una sigmoidoscopia para identificar el origen del sangrado con las heces. Puede deberse a hemorroides, fisuras, heridas, o tumores. Si no se observa un punto sangrante se debe valorar realizar una colonoscopia.

  • Pérdida de peso: perder peso puede estar en relación con malabsorción intestinal (diarreas infecciosas o enfermedad inflamatoria intestinal) o cáncer. Puede ser útil para detectar cáncer, pero no sirve para la prevención del cáncer porque para ello se debe estudiar todo el colon en su totalidad.

 

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

 

Si te van a realizar una sigmoidoscopia estas son las cuestiones que debes tener en cuenta:

  • Duración: la sigmoidoscopia tiene una duración variable según la técnica que vaya a realizarse. Habitualmente durará unos pocos minutos, tiempo suficiente para ver la zona del intestino grueso a estudiar.

  • Ingreso: puede realizarse de forma urgente o programada, y no es necesario estar ingresado en el hospital. Puedes someterte a la prueba e irte al poco rato a tu casa. Permanecer ingresado o no dependerá de tu estado de salud, no de la prueba.

  • ¿Es necesario ir acompañado?: depende. La sigmoidoscopia es una técnica poco invasiva que no duele ni deja molestias tras realizarla, pero si estás débil es mejor que alguien te acompañe.

  • Medicamentos: a veces es necesario tomar laxantes u enemas previos, ya que la prueba debe realizarse con el recto vacío. Tienes que comunicar al médico todas las medicinas que tomas habitualmente y él decidirá cuáles suspender o mantener.

  • Comida: no es necesario permanecer en ayunas antes de la prueba, pero los días anteriores y posteriores se recomienda evitar una dieta rica en fibra (la fibra mejora el tránsito intestinal, pero no se digiere y dificulta la visualización de las paredes del colon). Se recomienda que los tres días antes de la prueba la dieta se base en la medida de los posible en agua, zumos de frutas, consomés, etcétera.

  • Documentos: antes de realizarte la prueba te pedirán que firmes un consentimiento informado con el que aceptas que te realicen la sigmoidoscopia. Si te citan para realizarte la prueba un día específico, es recomendable que lleves contigo la tarjeta sanitaria y el volante en el que se solicita la realización de la prueba.

  • Embarazo y lactancia: la sigmoidoscopia no está contraindicada en estas situaciones. El médico debe conocer que estás embarazada para considerar posponer la prueba, ya que a veces hay cambios fisiológicos asociados al embarazo que pueden modificar los resultados de la prueba.

  • Contraindicaciones: es preferible no realizar la prueba sin una preparación previa del intestino grueso. Tampoco se recomienda realizar justo cuando hay una diarrea inflamatoria grave o un sangrado continuo.

 

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

 

Primero el médico te preguntará si estás de acuerdo con someterte a la prueba. Él te explicará por qué cree importante realizar la sigmoidoscopia en ese momento. Será necesario que firmes un consentimiento escrito, y tras esto se te citará otro día para realizar el estudio, o se realizará en el momento si es necesario.

 

Cuando te vayan a realizar la prueba te pedirán que hayas realizado evacuaciones fecales horas antes de someterte a ella; al llegar al hospital te pondrán un enema una hora antes y así se asegurarán de que tus intestinos estén vacíos. Los días antes de la prueba procura tomar poca fibra, y la mañana de la prueba puedes desayunar algo ligero y líquido (un café, por ejemplo). Antes de la prueba también debes ir al baño para vaciar la vejiga.

 

Después te pedirán que te quites los pantalones o falda, y la ropa interior. Te tumbarás en una camilla sobre el lado izquierdo, con las piernas flexionadas de manera que puedas abrazarte las rodillas. Una vez colocado el médico lo primero que hará será observar el exterior del ano. Comprobará si hay lesiones externas y si la piel no tiene alteraciones. Luego te realizará un tacto rectal con lubricante para palpar el interior del canal anal y comprobar que nada obstruirá el paso del sigmoidoscopio.

 

Al introducir el sigmoidoscopio notarás una sensación de pesadez en la parte baja del vientre, similar a la que se siente al defecar. Si insuflan aire la sensación de ganas de defecar será mayor aún. Una vez introducido el sigmoidoscopio se mete poco a poco en su longitud para observar el interior del intestino grueso hasta donde sea posible. Cuando llegue al final, se retirará el sigmoidoscopio lentamente y se revisará toda la zona a estudio.

 

Si durante la prueba se observan áreas sospechosas de tumor se puede tomar una biopsia. Para ello se usan unas pinzas pequeñas que están en el extremo del sigmoidoscopio y que permiten arrancar pequeñas muestras del tumor sospechoso. Puedes sentir un pinchazo durante la toma de la biopsia que durará un instante. Los días posteriores a la sigmoidoscopia es normal que sangres un poco con las heces, pero debe desaparecer a los pocos días.

Complicaciones de la sigmoidoscopia

En general no presentarás ninguna complicación tras la sigmoidoscopia. Se recomienda mantener una dieta rica en fruta y fibra, y permanecer bien hidratado con agua para mantener un ritmo intestinal normal. Evitar el estreñimiento es muy importante. Debes acudir al médico cuando notes fiebre, escalofríos, dolor, o sangrado continuo a través del ano.

Las complicaciones en la sigmoidoscopia que pueden ocurrir son:

  • Perforación de la pared del recto o del sigma, que puede obligar a realizar una cirugía urgente.

  • Infección local, que obligue a realizar tratamiento antibiótico para evitar la formación de un absceso.

  • Sangrado, más frecuente si se biopsia.

DESPUÉS EL PROCEDIMIENTO

 

 

Luego de su sigmoidoscopia, será llevado al área de recuperación hasta que usted se sienta un poco mejor. 

El médico le explicará los resultados cuando haya concluido el procedimiento. Es posible que sienta hinchazón o algún calambre leve debido al aire introducido en el colon durante el examen. Estas sensaciones desaparecen rápidamente cuando se evacuan los gases. Seguramente usted podrá comer y reanudar sus actividades normales después de abandonar la clínica siempre y cuando no haya recibido sedantes.

Cualquier duda que se le presente, favor de consultarlo con su médico o con nuestro personal en GASTRICA para que lo puedan ayudar.